Tutorial

Una vez hemos dejado claro a nuestros oyentes extraterrestres que les estamos enviando una señal inteligente, nos surge otra complicación: ¿Cómo les podemos explicar cosas de nosotros sin que tengan que aprender todo un lenguaje? La respuesta está en los llamados 'mensajes auto-decodificables', donde han jugado un papel clave nuestros amigos de METI (siglas en inglés de Mensajes a Inteligencias Extraterrestres).

Este tipo de mensajes se basan en la introducción progresiva de información, más o menos como hemos hecho en nuestra sección 'Hello': en ésta, primero hemos introducido (implícitamente) el concepto de 'bit' y de los números, para después pasar al concepto de 'números digitales en bloques de 8 bits'. La complicación surge cuando queremos explicar cosas más complicadas como, por ejemplo, ¡la música!

Para ello, nos hemos definido un pequeño 'diccionario' de símbolos o conceptos, cada uno descrito con un bloque de 8 bits. La sección 'tutorial' de nuestro mensaje va presentando los distintos conceptos poco a poco, como si estuviéramos enseñando a hablar a un bebé. Por ejemplo, se presenta una secuencia de símbolos que significaría '0 + 0 = 0'. Luego, '0 + 1 = 1'. Luego, '1 + 0 = 1'. Luego, '1 + 1 = 2'. Y así vamos progresando hasta llegar a multiplicaciones, divisiones, raíces cuadradas, el número Pi, operaciones trigonométricas... Aparte de las operaciones matemáticas básicas, en nuestro tutorial también explicamos conceptos físicos como las ondas electromagnéticas, las frecuencias, la velocidad de la luz, y finalmente el concepto del sonido.

La última parte de nuestro tutorial, necesaria para interpretar la música digital creada por nuestros artistas, es una demostración práctica de sonidos simples. Concretamente, usamos los conocidos bloques de 8 bits para codificar una onda senoidal simple (es decir, una frecuencia musical) usando exactamente el mismo formato digital que el usado en las distintas piezas musicales. Empezamos con una frecuencia de 100 hercios (durante una décima de segundo), luego cambiamos a 200 hercios, luego a 400, 800, y finalmente 1600 hercios. Con esto, además, mostramos implícitamente el concepto de frecuencias armónicas. Para terminar con nuestro tutorial, combinamos varias de estas frecuencias para mostrar el concepto de sonidos más complejos: 100 y 200 hercios al mismo tiempo; luego 100, 200 y 400 al mismo tiempo, etcétera, para terminar con cinco frecuencias combinadas (100, 200, 400, 800 y 1600 hercios). Terminamos nuestro tutorial con un breve silencio, tras el cual estamos listos para empezar con las breves piezas musicales.